miércoles, 19 de junio de 2013

Tiempo al tiempo

Bueno, pues hoy, luego de insuficientes lunas, he decidido volver a escribir en este olvidado sitio de la web. Y antes que nada, debo hacerlo, a usted amigo lector, que incautamente ha recaido en esta bitacora, dejeme aclararle una cosa. Desde hoy, no tendre reparos en los signos de puntuacion (cuya ausencia o sobre uso antes para mi eran significado de pecado), ya que mi teclado no me permite utilizarlos en su plenitud. Terrible excusa, lo se (que terrible escribir sin tildes!), pero es la unica que poseo. Aceptela o dejela.

Ahora, por que es que he vuelto a escribir en este blog? (ademas de las tildes, tampoco tengo algunos signos como las aperturas de las preguntas y las exclamaciones. Que escandalo!) Bueno, por que? Porque... buena pregunta. Solo senti la necesidad de hacerlo en esta fria madrugada. Gracias a la fortuna y a la ardua chamba, logro llenar mis rutinarios dias con algo que siempre so;e (carajo, tampoco tengo enies): vivir de lo que escribo... o escribir para vivir? Para el caso da la mismo. Es el pretexto tras el que me escudo para justificar mi alejamiento de esta ventana que tantas satisfacciones me dio. Y hablo de satisfacciones personales, pues esta minuscula molecula de la web no alcanzo nunca la fama ni mucho menos. Ja! Siempre que escribi aqui, lo hice con el animo de desfogarme y expresar eso que, tal vez, nunca lograba hacerlo frente a frente (o, por lo menos, me salia mejor redactandolo). Me servia de terapia personal y me alimentaba de los comentarios, en su mayoria positivos –gracias de algunos amigos lectores.
-
Y tambien expulsaba a mi yo 'escritor frustrado', a ese que se obligaba a escribir para que las palabras no lo carcomieran por dentro. Y, bien o mal, post chiquitos o sabanones, tambien conseguia echarlo letra a letra, entrada tras entrada. Me aleje (hui) del blog, pero no de la escritura. Como asi deje de publicar? Por lo que veo mas abajo, fue hace dos a;os. Y la verdad no lo se. Imagino que se debio en gran medida porque la redaccion, en mi labor como periodista, se hizo pan de cada dia, algo rutinario y en ocasiones, solo en ocasiones, tedioso. Y asi, esta perdio su magia. No porque ya no la disfrutara –porque en cada texto periodistico que he escrito desde entonces, aunque hayan sido netamente informativos y sobre temas deportivos, le he tratado de poner algo de mi–, sino porque me sentia agotado. No agotado de cansado, ojo, sino agotado de recursos. Me absorbio tanto el trabajo que deje de preocuparme por otros temas. Temas que nutrian este blog de narraciones de desventuras y fracasos amorosos, o lios juveniles de enamoramientos no correspondidos. Esos temas viscerales, que alguna vez ocuparon la mayor parte de mi tiempo y mente pasaron a un segundo plano. Y con ellos, el material de este blog tambien se extinguia.

Pero acaso se fueron asi como asi? Babidi babidi bum! Grantico palmani zum! Pues no! Bazinga! Siempre estan ahi (gracias a Dios, sino que aburrido seria todo esto!), pero las nuevas responsabilidades suelen hacer un efecto extra;o. Parte de crecer es preocuparse por otras cosas, en teoria, mas relevantes. Y eso paso.

Por que, entonces, volvi a sentarme a redactar en este blog, seguro de que ya nadie siquiera por curiosidad lo visita? Pues por la misma razon que la primera vez: porque siento ganas de hacerlo. No se cuando escriba de nuevo. Tengo la seria intencion de hacerlo mas seguido, pero no (me) prometo nada. Ese es plan por ahora.

Como para no perder la costumbre, un video.

3 Salados han comentado:

Anónimo dijo...

Hola! Estuve paseando por tu bitácora hace unos días y me preguntaba por qué habías dejado de postear (casi 2 años!). Bueno, este post responde mi pregunta. Me alegra que vuelvas a escribir en este espacio, lo haces bastante bien. Al leerte, recuerdo también mis propias historias de adolescencia y las ganas que tenía en esos momentos de escribir todo lo que me pasaba para hacerlo más tangible. Como dices, es una buena terapia. Es liberador. Creo que retomaré ese buen hábito :P … Suerte!

Luis Espinoza dijo...

Por lo visto la sigues pensando. Saludos Eduardo, espero vuelvas pronto.

Luis Espinoza dijo...

Por lo visto la sigues pensando. Saludos Eduardo, espero vuelvas pronto.